CAMARADAS VISITANTES !!!!

Website counter

domingo, 11 de marzo de 2012

LAS IDEAS PEDAGÓGICAS DE COMENIO Y ROUSSEAU EN LA DIDÁCTICA MAGNA Y EMILIO O DE LA EDUCACIÓN

ENSAYO

LAS IDEAS PEDAGÓGICAS DE COMENIO Y ROUSSEAU EN LA DIDÁCTICA MAGNA Y EMILIO O DE LA EDUCACIÓN

“Apoyar todo con razones es enseñarlo por sus propias causas; esto es, demostrar, no solamente cómo es una cosa, sino por qué no puede ser de modo diferente”

Comenio

“Aunque sean la memoria y el raciocinio dos facultades esencialmente distintas, no obstante, no se desenvuelve verdaderamente la una sin la otra”

Rosseau

I. INTRODUCCIÓN

El proceso histórico de la pedagogía como arte y ciencia para la formación del hombre, se ha construido con las aportaciones de grandes personajes que con su visión transformadora de los modelos de instrucción de su época han sustentado las bases educativas, filosóficas y pedagógicas de la educación actual.

Una primera revisión de algunos personajes de la pedagogía clásica me permitió seleccionar a dos, cuya importancia por sus ideales en torno a la educación me motivaron a revisar sus obras y conocer con mayor profundidad sus fundamentos pedagógicos.

El presente trabajo tiene el propósito de conocer y analizar las semejanzas y diferencias en los principios pedagógicos de Comenio y Rousseau, tomando como punto de referencia la Didáctica Magna de Comenio y Emilio o de la Educación escrita por Rosseau

La importancia que tiene el análisis dentro del contexto de la educación en general, se sustenta en que los conceptos pedagógicos sirven para transformar el sentido de la educación en la sociedad de su tiempo y particularmente el concepto en la formación del hombre.

En este análisis comparativo se establecerán como ejes, algunos elementos pedagógicos que se encuentran en el centro de la teoría de ambos pedagogos; entre ellos, podemos destacar el concepto de educación ligado a la religión, a la naturaleza, a la razón, en el entorno de la formación del hombre desde su infancia, así como la concepción de una escuela activa que implica un nuevo rol del docente o preceptor en función de una nueva organización escolar. Esto se fortalece con la relación que se hace entre la educación en términos de igualdad y de equidad. El contenido teórico de estos ejes constituirá el desarrollo del presente ensayo.

II. DESARROLLO

Un elemento central en la perspectiva educativa de Comenio y Rousseau lo constituye su pedagogía de carácter naturalista, ya que Comenio considera que la naturaleza del niño es importante y por ello, a ésta se le debe considerar para educar no para instruir, pero esta concepción naturalista mantiene un concepción mística del mundo en donde la formación del hombre se relaciona con el panteísmo, en el cual se concibe a Dios y al mundo como la misma cosa. En cambio en Rousseau, su ideal pedagógico era que todo lo que se originaba de la naturaleza era perfecto, y se degeneraba con la sociedad, su educación se orienta a lo moral y debe de disponer de la libertad; su intención es separar la educación entre los niños y los jóvenes, en este sentido, es pertinente destacar desde la concepción de Rousseau que la educación debe darse en un desarrollo natural y el aprendizaje basarse en la propia experiencia, asimismo, que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y señala cómo la naturaleza es capaz de influir en el desarrollo físico y mental del infante.

Un punto de coincidencia entre ambos pedagogos se establece en torno a la educación desde la infancia, Comenio le da la debida importancia y señala que la formación del hombre debe empezar en la niñez porque es determinante, ya que el niño capta el todo antes, conforme a la edad y a la capacidad. Comenio destaca la formación en el sentido de que es necesario educar y formar al niño desde su hogar con sanos preceptos de la vida, capaz de modelar la naturaleza humana con sentido dignificante; según Comenio la infancia es la etapa donde se puede ejercitar a los niños en las artes y en los oficios y considera que en esta etapa de la vida también se debe promover la piedad. Comenio concibe a la infancia como la etapa que comprende la educación materna, es decir hasta los seis años, en este sentido lo que en Comenio se concibe como la escuela materna, se podría decir que a la vez se constituye en el antecedente de los jardines de niños.

En Rousseau la educación desde la infancia se visualiza particularmente en la estructura de cuatro de los cinco libros que comprende Emilio, que juntos trazan el desarrollo del niño, desde el nacimiento hasta el matrimonio y la paternidad. En los dos primeros libros se muestra el periodo en que según Rousseau predomina el sentido (hasta los doce años), el tercero se refiere al periodo en que predominan consideraciones de utilidad (de los trece a los quince años), el cuarto trata la edad de la razón (quince años), que es al mismo tiempo la edad en que se desarrolla el sentido moral y empieza a despertar el interés por los problemas religiosos.

En torno al sentido religioso en el concepto de educación, se puede observar en Comenio un contraste al interior de su ideología en cuanto a la concepción del hombre, ya que por un lado, lo considera como una criatura racional, señor de las demás criaturas e imagen de su creador, esta contradicción se maneja desde el sentido que históricamente se tiene de la razón como algo opuesto o contradictorio a lo divino. Sin embargo es interesante como mezcla ambos conceptos y los valida como un instrumento para la educación del hombre, “de tal modo que instruidos sabiamente en las letras la virtud y la religión pueden atravesar útilmente esta vida presente y estar dignamente dispuestos para la futura.”[1] De tal manera que es importante destacar en este punto la concepción ontológica de Comenio desde la cual concibe a Dios y al mundo como la misma cosa.

En Rousseau el sentido religioso no se observa como en Comenio, incluso habría que destacar que la publicación de Emilio provoca la intervención del poder judicial por la heterodoxia de la profesión de fe del vicario saboyano que ahí aparece. El parlamento de París condena la obra y ordena el arresto de su autor.

En Rousseau, contrastando con la ideología de Comenio, su teoría pedagógica la basa en la razón, los sentimientos y un sentido de pragmatismo en las acciones dentro de lo cual se le ha considerado como un pedagogo romántico.

Dentro de los elementos pedagógicos destaca de manera importante, tanto en Comenio como en Rousseau, por lo revolucionario de sus ideas en el contexto socio-histórico que vivieron, los conceptos de igualdad, equidad y libertad en la educación de los hombres. Comenio es impulsor de la escuela popular ya que defendió a través de su libro Didáctica Magna el derecho de todos a la educación, sin distinguir sexo, ni posición social; pero sobre todo, promueve la igualdad de género y puntualiza que tanto hombres como mujeres tienen el mismo derecho de acceso a la escuela y que no hay razón para excluir a las mujeres de los estudios científicos.

Es importante señalar que Comenio no solo fue partidario de la igualdad, sino también de la equidad, es decir, que se debe de brindar ayuda a los que más la necesitan para ponerlos a la par de las condiciones con las demás personas. Él consideró que no hay obstáculo para la instrucción a los que padezcan de naturaleza idiota o estúpida (sic), ya que son los que más ayuda requieren, puesto que pueden aprender a regir su forma de vida y algunos han llegado a dominar las ciencias de las letras. En este ideal podemos hacer una comparación con la atención a las necesidades especiales o diferentes de las personas desde la perspectiva de lo que hoy se denomina la Educación Especial.

En Rousseau, desde su posición pedagógica naturalista destaca la educación de igualdad, como su ideal fundamental, considerando que todos deben recibir la misma educación con base según la naturaleza y la educación con libertad, concibiendo a ésta como un derecho natural del hombre.

Como puede observarse, lo que en la actualidad se le conoce como escuela pública, promovida a partir de los movimientos revolucionarios en nuestro país, tiene como antecedente ideológico el pensamiento de Comenio y Rousseau en la denominada Escuela Popular y que tiene como principios pedagógicos, la igualdad, la equidad, la libertad y la justicia social.

Otro elemento importante en los fundamentos pedagógicos tanto en Comenio como en Rousseau lo constituye la nueva visión que se tiene de la escuela, del papel de los educadores o preceptores y de la propia organización escolar.

Comenio, parte de la crítica a la educación escolástica y a los sistemas memorísticos de enseñanza de su época; para ello, propuso una reforma a las escuelas y una nueva organización escolar; consecuentemente estableció los propósitos de las escuelas para instruir a la niñez, en donde la educación se guiara a partir de su propia razón. En este sentido, a través de la Didáctica Magna, Comenio contribuyó a crear una ciencia de la educación, ya que por medio de ella transformó a la pedagogía y con base en ello propuso que los pedagogos se constituyeran en profesionales de la educación. Por esto es pertinente señalar que Comenio divide la Didáctica Magna en tres partes: Didáctica General, Didáctica Especial y Organización Escolar.

Al igual que Comenio, Rosseau posee una visión transformadora de la educación y la escuela, y propone que la educación debe darse en la edad de la razón, ser activa, en movimiento y en construcción; y sobre todo, en libertad, al considerar que cada edad tiene una característica propia y esas etapas se deben de respetar. A partir de su ideal pedagógico, a Rousseau se le considera el precursor de la escuela activa moderna. Asimismo, en su propuesta pedagógica hace una clara distinción entre la enseñanza para los niños y los jóvenes y se puede considerar como un apoyo para la educación moderna, a partir de promover el aprendizaje por la propia experiencia en lugar de la enseñanza de los demás.

Dentro de la perspectiva pedagógica de ambos personajes destaca el establecimiento de un método para desarrollar el proceso de formación del hombre, y que es propiamente el que debe sustentar el proceso de enseñanza. Comenio destaca que el arte de enseñar y aprender debe buscarse en la naturaleza, imitar el orden de la naturaleza y de la enseñanza que nos brinda la naturaleza, y por ello como maestro aplicó el método activo: comprender, retener y practicar.

Rousseau al igual que Comenio, señala que la educación debe darse en su desarrollo natural y el aprendizaje basarse en la propia experiencia.

III. CONCLUSIONES

El análisis comparativo realizado de los fundamentos pedagógicos de Comenio y Rousseau, a partir de la Didáctica Magna y Emilio o de la Educación, da como resultado la gran similitud en sus planteamientos, que de alguna manera transformaron la visión de la educación de la época en que vivieron.

Con base en lo anterior y a manera de recapitulación se tendría que destacar en ambos su visión de una nueva escuela, una escuela para todos (popular), con una nueva forma de organización, mas activa, mas dinámica y mas constructiva, que tiene como sustento pedagógico la igualdad, la libertad, la equidad y la justicia social; y que propone que la enseñanza inicie desde la infancia y tenga como base la razón y su apoyo en la naturaleza.

En resumen, se puede considerar que los ideales pedagógicos y filosóficos de Comenio y Rousseau en torno a la formación del hombre desde su concepción transformadora de la educación, han trascendido la forma instruccional o de educación de su tiempo, de tal forma que sus fundamentos pedagógicos ha dejado huella histórica, y están presentes en los sistemas educativos actuales no tan solo de nuestro país sino del mundo entero.

IV. BIBLIOGRAFIA

ROUSSEAU, Juan Jacobo, Emilio o de la educación, Ed. Porrúa S. A., México, 1993.

COMENIO, Juan Amós, Didáctica Magna, Ed. Porrúa S. A., México, 1995.

Culiacán, Sinaloa, diciembre de 2005.

Autora: Julieta Hinojosa Pardo

Licenciatura en Educación

CISE/UAS



[1] Juan Amós Comenio, Didáctica Magna, Ed. Porrua, S.A., México, 1995, p.30